domingo, 30 de noviembre de 2014

Pepe Quintero y Buba



Sábado 29 de noviembre
5:00 pm

Llegué a la presentación del volumen 2 de Buba, el nuevo libro de Pepe Quintero, en el legendario taller de serigrafía 75º. Había una fila inmensa de personas que querían su cómic firmado. Pasé junto a Pepe, nos saludamos (primera vez que lo saludé en toda mi vida) y me encontré a una amiga que se llama Mariana (amiga de Twitter, jamás la había visto en vivo). Le pregunté que cómo estaba el asunto:

- Yo llegué desde las 2 y Pepe se la ha pasado firmando libros
- ¿Hasta dónde llega la fila?
- Hasta allá atrás

Me asomé y la fila daba una vuelta completa al estudio. Pensé tomar el libro y pedirle a Quintero que me lo firmara después. Ah qué ingenuo soy.

5:20 pm

Estaba tomando algunas fotos y Pepe me pidió que le presentara su libro. Honor, pues.

5:32 pm

Oficialmente presentamos el libro de Buba 2 en sociedad. José es uno de esos pilares del cómic moderno, capaz de juntar a una buena cantidad de personas y tomarse el tiempo para platicar y hacerles un dibujo. Buba es icónica: la gente llegaba con tatuajes, viejos números de la Mosca, libros atrasados. José tiene además una visión perfecta de lo que debe de ser el cómic: un instrumento de cultura, historias para que el lector se las apropie y las haga suyas. Y -además- Quintero tiene uno de los mejores trazos en México: envidiable y único.

El volumen 1 de Buba salió hace 10 años. Una década en la que Quintero trabajó su gráfica y su narrativa, en los que el mercado nacional subió, cayó y subió de nuevo. Como dice él: no hay mejor momento para sacar un libro que el presente. Y entre mezcal, malos chistes y aplausos, salió por fin. Es una maravilla.


6:30 pm

Toda la tarde conocí gente interesantísima que merecen un post aparte (¡lo haré!) Enrique, de Animal Gráfico. Arturo, del taller de serigrafía. Benjamín, cineasta. Gina Fuentes, ilustradora. La gran virtud de Quintero es que alrededor de él se mueve gente bien creativa, talentosa y... bienintencionada O_o Lo cual es rarísimo porque están en proyectos bien buenos, bien hechos y lo hacen de buena gana, echándose la mano unos con otros.

Y el gran triunfo de ayer fue que todos estaban ahí, echando cerveza y mezcaleando. Podías acercarte con uno y salía con que era músico. Me volteaba y una diseñadora. Platicaba con una pareja y ambos hacían comunicación. Una gran borrachera en la que todos estaban animosos, llevando y trayendo cerveza del Oxxo, invitando a desconocidos, limpiando el regadero. Esas reuniones deberían de hacerse más seguido.

8:00 pm

Quintero seguía firmando autógrafos. Como quería platicar un rato con él y aquello no acababa, aproveché para escaparme con unos comiqueros underground, acompañado de mi cuate Sopelana. Tomamos charanda y nos regresamos por otro cartón para ir con Quintero.

9:00 pm

Después de no sé cuántas horas, por fin terminó la fila de los autógrafos. Yo seguía en la guáguara. Me acerqué a Pepe:

- Honor, Pepe
- Nahmbre, qué gusto
- ¿Vamos a hacer cosas o qué?
- Pues tú dime
- Antes fírmame mi libro
- Órale

Vean qué chulada. Ya lo reseñaré :D



Quedamos en algunas cosas para el próximo año :) Al final, terminé poniendo salsa, cumbia, norteñas y salí de ahí a las 3 de la mañana O_o

2 comentarios:

  1. Los autógrafos de Quintero son lo mejor, tengo a mi lado mi copia dedicada de Flor de adrenalina. Ni enterado estaba de que saldría el Vol 2, tan alejado que he estado del mundo del comic (culpa de haber trabajado en Fantástico una temporada). Espero poder conseguirla pronto y ahora me quedo pensando en si valdrá la pena llamarle a cierta personita y pedirle de regreso el Vol 1. Saludos Memo,

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)