martes, 6 de enero de 2015

Los últimos Reyes Magos


El asunto con los Reyes Magos en mi casa fue el siguiente:

Como era niño adelantado a su tiempo y a las tonterías, cuando tenía 9 años ya iba a pasar a sexto de primaria. Los Reyes son para los niños de tercero de primaria o cuarto, máximo. Cuando uno va en sexto (y de ahí a la secundaria) ya resulta un poco ridículo.

Sin embargo mis papás se las arreglaron para guardar la ilusión aunque ya lo sabíamos. Digamos que nos hacíamos tontos.

Así que cuando tenía 8 años nos dijeron a mi hermana y a mí:

- Hijos, necesitamos hablar. Memo, deja de jalarle las trenzas a tu hermana.
- Sí mamá
- Pues es acerca de los Reyes Magos
- Son ustedes ¿verdad? -dijo mi hermana Rosalía
- Ajá
- ¿Y Santa Claus?
- También
- ¿Y el ratón de los dientes?
- También
- ¿Así que ya no va a haber juguetes?
- Va a ser la última, así que pidan bien

Como dije, yo iba a cumplir nueve. Me vi muy manchado porque ese año acababa de ver El Regreso del Jedi así que pedí... el Halcón Milenario O_o

Me dormí. Y la mañana del 6 de enero de 1984 me encontré con que debajo del árbol no solo estaba el Halcón, sino la nave de Darth Vader, como 20 muñecos, tres naves más, incluyendo a Yoda, varios Stormtroopers, Han Solo, R2D2, un chingo de ewoks. Casi me vuelvo loco.

¿Cómo hicieron mis papás para conseguir todo? Ni idea, nunca les he preguntado. Pero fue mi mejor mañana de la niñez :D

Los quiero, papás.

2 comentarios:

  1. Memo me sacaste la lagrimita :')

    ResponderEliminar
  2. Ay lo que hacemos los papás verdad? es chida esa ilusión pero si, a los 9 años ya es edad de que dejen de creer en eso.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)