domingo, 11 de enero de 2015

Yo soy Charlie Hebdo


He platicado toda la semana con respecto a los terribles incidentes en el semanario Charlie Hebdo. Y me sorprende mucho la postura radical entre amigos míos, lo que aparece en las noticias, los musulmanes, los franceses O_o Esto polarizó a todos.

Todos están de acuerdo en que es horrible y lamentable la muerte de tantas personas U_U aunque ya he visto videos en donde hay personas que aseguran que todo fue una farsa y una conspiración (WTF!). También he visto que amigos míos dicen "a mí me vale, porque primero es Ayotzinapa que Francia" (WTF!!!!). Bueno, pues yo digo que tan lamentable es una cosa como la otra, no son carreritas para ver cuál muerto vale más.

En fin. Mi postura es la siguiente:

No podemos saber cuáles son los límites de la libertad de expresión en la sociedad francesa porque no vivimos en ella. Por otro lado nuestra "libertad" de expresión en México nos deja tener revistas de crítica política en los puestos de revistas (como "El Chamuco") en las que se puede criticar a Peña Nieto, pero sería impensable poner a Jesús fornicando con la virgen de Guadalupe: la autocensura nos dice que una portada de ese estilo sería dispararse en el pie. Nuestra sociedad no está preparada para ver los genitales de Yisus.

Aún así, supongo que hay países que ni siquiera pueden hablar mal de sus presidentes: pensemos en alguna nación africana. Para ellos, México sería un paraíso de libertad aunque nosotros sabemos que es pura mentira.

Es por eso que si la sociedad francesa se ha desarrollado de tal manera en la que se puede hacer sátira de musulmanes, cristianos o judíos, es una cosa que nosotros no somos capaces de entender. De la misma manera estoy seguro que mi abuelo no entendería cómo podemos quemar una figura del presidente en pleno Zócalo, porque en su tiempo lo hubieran fusilado.

**

Muy bien: partiendo de eso, 12 personas murieron en las oficinas de París porque dibujaron algo que le pareció ofensivo a muchos otros. En este caso fue una cuestión religiosa ¿cómo no lamentar eso? Son grupos de poder que tratan de callar la voz de otros. Grupos que piensan que tienen el derecho de arrebatar la vida de otras personas por una cuestión ideológica.

La consecuencia directa de esto va a ser el miedo y la intolerancia. Por un lado, miedo de publicar algo que pueda ofender a estos grupos de poder. Por otro, intolerancia a estos mismos grupos y se buscará la manera de terminar con ellos.

Lamentable.

Mientras escribo esto, más de un millón de personas salen a las calles de París -con el presidente francés al frente- para protestar contra el terrorismo. Un acto que resulta impensable en México (¿Peña Nieto marchando con la gente?) pero que -aunque no lo alcanzo a entender- admiro profundamente. Por supuesto que somos Charlie Hebdo. O al menos, eso quisiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)