jueves, 21 de mayo de 2015

Charlas políticas

Hace un rato alguien me dijo:

- Leí tu post de votar o no votar. Estás mal, hay que exigir a los diputados que pongan mejores servicios en las calles.
- Er...
- Para eso hay que entender la política
- Er...
- Si no votamos los diputados van a hacer lo que quieran
- A ver. Hay tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial -le dije
- Ajá
- ¿Los diputados que son?
- Hummm... legislativo
- Ajá. Eso quiere decir que hacen leyes o que votan para aprobar un presupuesto. Legislan, pues. Por eso son legislativos.
- Yup
- Ellos no ponen los servicios en las calles. Ellos dicen qué leyes son las que hay que mover o aprueban los presupuestos para que se hagan las cosas, en todo caso.
- Sí Memo, pero es que, bueno, es que...
- Así que si un diputado te dice "voy a poner más plantitas" pues miente. Porque quien pone las plantitas es el delegado, no el diputado ¿cuándo has visto a un diputado haciendo eso?
- O_o
- Pero no te culpo, la política es un cochinero y cada quién dice lo que quiere.

Como dije hace unos días, pocos países son tan emocionales con las elecciones como nosotros pero pocos la entienden al 100%. Ni los mismos políticos, creo yo.

Y es que concuerdo con un analista político que llevé el otro día. Nuestra frustración viene del hecho de que los políticos no están a la altura de nosotros los ciudadanos.

Por más que nos hagan creer que son lo mejor de la sociedad, no es cierto. Son ignorantes. Muchos machistas y muchos más, rateros. Otras no tienen idea de nada y muchos más, simplemente, pendejos.

Ustedes y yo nos paramos todos los días a trabajar y tratamos de ser buenas personas. Ninguno de mis conocidos es una persona indecente. Nadie es gandalla y no tengo amigos rateros. Es más: muchos se han quedado en casa y nunca se me ha perdido ni un lápiz. ¿Tendría de amigo a un wey que besa a las mujeres y les levanta la falda como el de San Blas? Nunca ¿Metería a mi casa a un pendejo que se roba 3 millones del presupuesto? Ni loco que estuviera.

Somos decentes. Los políticos no están a nuestra altura. Simplemente, no lo están.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)