viernes, 15 de mayo de 2015

Grandes maestros de la vida


De los maestros que tuve en la escuela me acuerdo de pocos. Tal vez uno o dos por ahí que destacaron entre las decenas de profesores que uno tiene en la escuela.

Pero Jesús Rangel, hoy jefazo en Milenio, ha sido uno de los mejores que he tenido. Tal vez que el mejor.

Buen periodista (como pocos), incansable investigador (es como el Ben Ürich de Milenio), ha sacado más trapos al sol que muchos que conozco. Explica las cosas bien y con malas palabras, como debe de ser:

- ¿Cuándo mandas tu chingadera?
- Ya va, ya va
- Apúrate cabrón que es para hoy

Aún así, es el tipo más decente que conozco. Padre amoroso, amante de los perros y fotógrafo. Ha recibido un montón de premios y aún así se da tiempo para recibir a todos con una sonrisa y abrazo. Compartí cientos de horas con él, en el trabajo y en la cantina. Se sabe mil historias y es íntegro "Nunca aceptes mordida, cabrón, no vayas a ser pendejo. Hay que ser íntegros" "Sí, Rangel".

Por supuesto que a él le llegan mil regalos a fin de año, los mismos que rifa entre sus compañeros. Nunca publica nada sin tener pruebas, siempre carga en su bolsa una libreta "para sopear a quien se deje". Su vicio son los cigarros Raleigh que nunca se termina (siempre los deja a la mitad y echa las colillas en una vieja botella de agua).

Hoy que es día del maestro, creo que iré a visitarlo. Ya nos vemos poco, pero siempre con mucho gusto :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)