martes, 19 de mayo de 2015

Mad Max: Road Fury. La película de acción del año.


¿Todavía no van a ver Mad Max? ¿Qué esperan?

Este post va sin spoilers.

George Miller regresa a sus 70 años a darle una lección de cómo hacer cine de acción a todos los jóvenes cineastas que abusan del CGI. Y regresa por la puerta grande y de la manera más extraña posible: un reboot de Mad Max, esa franquicia ochentera que parecía muerta y que nos regaló momentos tan bizarros como ver a Tina Turner convertida en villana.

Lo más sorprendente de la nueva película de Mad Max es cuando te enteras que el director usó lo menos posible los modelos por computadora. Hizo una película a la antigua, filmando en el desierto, con explosiones, acróbatas, dobles y muchos (muchos) autos que destrozó a placer. La película no da tregua: la secuencia inicial termina después de 20 minutos comenzada la película y en donde te da un respiro para que comas palomitas. Después de eso sigue y sigue de manera trepidante por 40 minutos más, que es cuando da el segundo respiro.

A partir de ahí la adenalina sube hasta que acaba. Es una de las mejores películas de acción que se hayan filmado en años (y muchos de mis conocidos coinciden en eso). Olvídense de Avengers o de películas superheroicas. Esta si es adrenalina pura.

Hay un punto más:

Hay algunos grupos que acusan a Miller de presentar una película feminista y de izquierda. Grupos súper machistas que llaman a boicotear la cinta por que el peso cae sobre Charlize Theron, que se levanta como Imperator Furiosa, uno de los personajes femeninos más rudos del cine, a la altura de una Sarah Connor de Terminator. Sí se andan dando sus trancazos :D

Pero no hagan caso de la crítica absurda. Mad Max es el regreso del cine como debe de ser. Y el personaje que toca la guitarra (y que aparece en el trailer) es alucinante. ¡Bravo!

1 comentario:

Ustedes hacen el blog :)