martes, 11 de agosto de 2015

Peanuts, una historia agridulce


Estoy leyendo el libro de Schulz, Carlitos y Snoopy, una biografía muy interesante del creador del perro más famoso del mundo. Yo lo leía de chico en esas recopilaciones que son populares en México mientras mi hermana Rosalía leía Mafalda. Luego los cambiábamos.

Me sorprendía mucho que en México era publicado bajo el nombre "Rabanitos" y fue en mi adolescencia cuando supe que en inglés la tira original se llama "Peanuts" ¿Por qué ponerle Cacahuates a una tira? O_o ¿Quién era ese Peanuts?

La historia se las cuento ahora que se cumplieron 65 años de Snoopy:

Schulz vendió la idea de una comic strip de niños al sindicato de cartonistas, un sistema en EU que es muy exitoso: el monero le da la su trabajo al sindicato, éste la vende a todos los periódicos que pueda y se reparten las ganancias al 50%. Era beneficioso para ambos porque un monero no podía negociar con todo el país y el sindicato se encargaba de los contratos.

Sin embargo el sindicato mete mano: si ve que la tira no es suficientemente buena, sugiere los cambios que crea convenientes.

Schulz bautizó a su tira como Lil' Folks. Por problemas legales (hubo una tira llamada Little Folks) tuvo que replantearlo. El cambio vino de un mal nombre: en los viejos teatros estadounidenses los balcones de arriba estaban destinados a la gente negra y la parte de abajo a los blancos. Por desprecio, la parte de arriba se llamaba "Peanut Gallery" (ugh).

Poco a poco el nombre Peanut Gallery fue cambiando a las cosas insignificantes. De ahí pasó a los niños: un programa infantil llamaba "cacahuates" a las sillas donde se sentaban los pequeñitos "-¿Están listos, cacahuates?" "-¡Síiiii!". Un miembro del sindicato vio eso y pensó que si la tira era de niños, lo más lógico era llamarla así, Peanuts.

Pero la connotación de "insignificante" siempre le molestó a Schulz. Recibía cartas preguntándole quién era ese tal cacahuate o si ese era el apodo de Charlie Brown. Nunca perdonó esa afrenta, sobre todo porque fue un tipo muy inseguro y sintió como si fuera una burla a su trabajo. Nunca lo superó.

Todos esos traumas se ven reflejados en sus tiras: Charlie Brown puede tener todo, pero se siente que no vale nada. Es inseguro y tímido. En cambio Snoopy es su alter ego: el perro que sin hacer nada tiene su plato de comida siempre lleno (Schulz llegó a ganar 65 millones de dólares al año) y que en su mente viaja a donde quiera.

Busquen ese libro. Lo pueden pedir a España si lo quieren en físico o anda por ahí como descarga en internet :)


2 comentarios:

  1. ¡Qué interesante! Nunca habría imaginado que ése era el origen del nombre.

    ResponderEliminar
  2. Y esa es solo una historia, el libro está lleno de datos buenos :0

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)