domingo, 13 de septiembre de 2015

Las otras cantinas


Israel, un amigo del Insti, me dijo de una cantina que está en San Ángel. Su únicas referencias fueron: "está por el mercado", "es clandestina" y "los mingitorios están a un lado de las mesas, así que todos te ven cuando orinas"

Ja ja ja ja XD

Me lancé a buscarla. Y es de lo más extraña O_o

Uno se acomoda en su mesa con una caguama y listo. Nadie te molesta, tú no molestas a nadie. Si no hay mesas, te agarras una silla y a tomar. Si te quieres sentar como dios manda, le dices a un borracho solitario que te de permiso. Si te da hambre, sales por unas papitas a la tienda. A veces pasa un tipo con un bote de plástico y se lleva los envases vacíos. Fuera de eso, no hay quien atienda.

La música sale de una rocola que todos alimentan. 3 rolas por 10 pesos. La fila es inmensa: puedes pasarte dos horas ahí y no sale la rola que escogiste; a veces sale una cumbia y la gente se para a bailar. Solo puedes tomar cerveza, en caguama o en lata. Cierra a las 11 y media de la noche y abre... a las 7 de la mañana ¡¡¡!!! Santos borrachos.

Es un lugar peligrosísimo, pero no por la gente sino porque no te das cuenta de cuánto tiempo pasas adentro. No hay luz más que la artificial. No hay ventilación y no te dejan fumar. Entras a los salones y te da el hornazo de calor y de olores humanos. Los mingitorios huelen al infierno. La gente se me quedó viendo feo cuando entré.

Les aviso cuando salga la crónica en Chilango :0

4 comentarios:

  1. Cerca de mi casa hay una cantina clandestina a la que se entra por una puerta que dice "Cardiologo". Bajas unas escaleras y llegas al lugar, no está tan de mala muerte, tiene su rockola, su baño, y hasta te preparan huaraches y te dan botana.

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero cómo que entraste al baño si no hay puertas y todos te pueden ver? :O
    Se escucha poco atractivo ir, tal vez sea porque esta muy encerrado.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)