lunes, 23 de noviembre de 2015

¿Hay historias interesantes en la cantina?


Mi cantina favorita es El Tío Pepe, en el Centro. La ventaja de ir siempre a la misma cantina es que te vas haciendo cliente: el mesero (Sebastián) ya sabe que me gusta el Matusalem. También saben que no me gusta platicar así que me dejan solo.

Me da mucha risa que mis cuates escritores siempre quieren hacer historias sórdidas de la cantina. Como si allí pasaran cosas interesantísimas o como si en un rincón estuviera un compositor despechado componiendo letanías. Eso no pasa: muchas veces he estado en la barra oyendo lo que dicen a mi alrededor, pero nunca me ha tocado un Bukowski. Tal vez es porque no va gente interesante al Tío Pepe.

1
Conozco a otros clientes de vista. Hay un abogado muy viejo, medio mafioso, que se dedica a entregar citatorios. Eso lo sé porque siempre le encarga al de la barra que le guarde sus papeles "para que no se le vayan a manchar". Se echa unos vodkas y en seguida dice "ya me voy a entregar". Otras veces dice "¡Ya se me hizo tardeee!" y se queda tomando más.

2
También me ha tocado un matrimonio de unos 50 años que va con otra mujer, hermana de la esposa. Se ponen hasta las manitas. La que más toma es la cuñada, es bien borrachota. Lo más feo del asunto es que van varias veces que se va de lado y se cae de la silla: es ahí cuando el esposo aprovecha y le mete mano a su cuñada O_o Ustedes dirán "pues debe estar bien guapa" pero no, es como Bertha de Two and a Half Men XD

3
Hay un hipster que se sienta en la esquina. Es muy mamón. Llega con su sombrerito y su bufanda de palestino (de esa de flequitos) y se pone a esperar a una chica que parece salida de un calendario retro. Ellos piden margaritas de melón, que los meseros hacen en una máquina de esquimos (nunca veo que esa máquina se use más que cuando llega el hipster). El tacaño nunca deja propina.

4
También hay un señor al que todos le dicen Don Lauro. Debe ser un cliente viejo porque siempre está platicando de cómo le va en el día, del calor o del futbol. No toma mucho, es discreto pero termina su ronda de tequilas con una cosa que le dicen "piedra": una mezcla extraña a la que le ponen tequila, algo oscuro, algo como café y un chorrito de no sé qué. Un día le dije al que atiende:

- Oiga ¿eso qué es?
- Piedra, es para la cruda
- ¿Para la cruda?
- Para que no te dé, es una bebida caliente
- ¿Eh?
- Sí, está buena

Nunca me he animado a probarla O_o

5
Últimamente la cantina se llena de jóvenes que van a tomar -invariablemente- cervezas. La cerveza cuesta 33 pesos, que puede resultar caro, pero que te da derecho a un platón de chicharrones enchilados. Una vez vi a un chavo empinarse 8 cervezas al hilo y salió como si nada. También hay parejas de oficinistas que se van a dar sus arrumacos y muchos extranjeros que se toman foto en la barra que es fenomenal: debe de tener más de 100 años de antigüedad.

6
Pero el señor que mejor me cae es el viejito que lleva botana: no debe de vender mucho pero aún así hace guardia todo el día. Tiene una canastita con bolsas de cacahuates, pepitas, habas enchiladas y habas verdes. Sabe que me gustan las habas verdes y me las ofrece enseguida ("le guardé su botana, patrón"). Por esa cortesía le doy una pequeña propina. A veces la hace de mesero y me quita la basura aunque yo le digo que ahí la deje. Es muy amable cuando se despide.

Y así se me van las noches de los viernes...

8 comentarios:

  1. Pues no serán personas interesantes, pero a como lo platicas, me suena hasta para canción :)
    ojala podamos ver un dia la foto de la barra que mencionas!
    Saludos Memo!

    ResponderEliminar
  2. He estado ahí.
    Eramos unos 12.
    Pésimo servicio.
    Nos dice uno de los meseros:
    Ustedes tienen la culpa, para que vienen de a tantos...

    ResponderEliminar
  3. Me encanta leerte, porque me encanta tu vida. Admiro todo lo que escribes, porque habla del gran ser humano que eres y de tu gran talento.

    ResponderEliminar
  4. Y creía que yo era aburrido.... :P

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)