miércoles, 11 de noviembre de 2015

Los secretos de Big Van



OJO divulgadores de la ciencia: esta información vale oro :P

1
Hace unas semanas recibimos en el Insti al grupo Big Van. Son españoles, hacen divulgación científica en forma de monólogos y son divertidísimos. De soltar carcajadas. Al espectáculo fueron investigadores, gente de administración y tontazos como yo. Fue un lleno total. Estaba a reventar.

Su espectáculo es así: van 4 miembros del equipo y cada uno se echa un monólogo sobre diferentes temas. Física de partículas, biología, química: temas que de entrada dices guácalas, pero por fin entendí cómo funciona una colisión de átomos. Están muy cabrones.

Al día siguiente de su show dieron una conferencia más en privado donde hablaron de su proyecto y de cómo lo estructuraron. Repitieron parte de su espectáculo... pero ya no fue tan divertido :0 Explico por qué.

2
En España hay un concurso nacional de monólogos científicos. Una onda tipo Stand-up en el que los participantes tienen pocos minutos para explicar un concepto de manera divertida. La mayoría de la gente de Big Van ha salido de ahí. Son, digamos, expertos en la materia. TODOS son científicos, no como Beakman que es actor. Acá saben de lo que hablan.

Un buen día a varios participantes de esos monólogos se les ocurrió profesionalizarse ¿cómo? Pues pidieron ayuda a gente de artes escénicas. Saben muy bien cómo conectar con la gente, cómo pararse en el escenario, cómo soltar chistes en el momento adecuado. Lo tienen bien medido (científicos al fin y al cabo).

El punto es que perfeccionar un monólogo lleva tiempo. Su rutina es exactamente la misma función tras función, pero es tan buena que no te das cuenta. Parece que todo lo van haciendo al aire. Y no, la verdad es que lo tienen bien ensayado. La primera vez causa mucha gracia, pero la segunda... pues ya te sabes el chiste ;D

3
Platiqué con los integrantes. La mayoría tiene uno o dos monólogos preparados. Uno de ellos tiene cuatro monólogos, pero es el que lleva más tiempo en el negocio. Los van combinando según la gente que tengan pero casi nunca se salen de su guión. Duh. Fue un poco decepcionante al principio para todos los que ya habíamos visto su espectáculo pero ¿está bien?

Pues... sí.

Me imagino que es como un cantante que se aprende 10 rolas y las ensaya hasta el cansancio. Así son ellos. Es cansado repetir una y otra vez lo mismo, pero tienes la seguridad de que te va a salir bien y que la gente entenderá lo que quieres transmitir. Tienen cierto margen de improvisación: meten una entrada nueva, cuentan un chiste local, llaman a la gente de diferente manera. Pero es básicamente lo mismo una y otra vez ¿cuándo cambian?

He ahí el secreto: durante seis meses preparan su siguiente monólogo. Lo presentan al grupo, le hacen adecuaciones, ensayan cómo se van a parar. Ven al público, apuntan cuándo se ríen, cuándo no. Todo es muy riguroso. Y les funciona a la perfección.

Creo yo que el problema de los divulgadores mexicanos es ese: piensan que tienen que decir algo nuevo cada vez. Y... pues no les sale. Pienso en las presentaciones de Julieta Fierro o Sergio de Régules. No son ni la mitad de buenos que ellos (y lo digo con pesar pues a ambos los conozco bien :( )

4
Hay dos puntos destacables: 1) conozco decenas de científicos mexicanos y juro que solo uno o dos tendrían el valor de subirse a un escenario a hacer reír a la gente. Eso acá se ve mal. El científico está subido en su pedestal. Qué feo D:

2) Como he dicho otras veces, el humor es un lubricante para el conocimiento (no piensen en doble sentido jajajaja) Con Big Van lo comprobé. Recomiendo muchísimo que los vayan a ver a la FIL de Guadalajara ¿Alguien que se anime a hacer lo que ellos? Me encantaría verlo en México :)

1 comentario:

  1. pues lo dificil es la organización, pero seria genial armar un concurso o un evento para México, ahora que el stand up esta creciendo, dicen que incluso hay en los cafes por Copilco stand up y noces de nuevos, podria ser un principio

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)