jueves, 31 de diciembre de 2015

Un año más


En enero de 2015 me avisaron, en el instituto donde trabajo, que teníamos que terminar 40 libros para el mes de marzo. Yo no iba a hacer todo, pero hicimos una buena parte coordinada entre mi cuate Israel y yo. Al final muchas manos entraron al quite, pero fue mortal. Mortal.

Esos 40 libros casi acabaron con mis ganas de vivir ¡ja ja ja! Además de todo el trabajo que me cargué durante todo el año.

Creo que ha sido el año en el que más he trabajado. Fue rudísimo. Decidí que el siguiente año no quiero trabajar tanto, pero quiero hacer más cosas que me gusten. Es muy probable que cambie de vida en los siguientes meses (causado en buena medida por una inminente salida de la UNAM), pero está bien.

Este año conocí mil personas, muchas de ellas muy chidas con quien comencé proyectos que pintan bien. Viajé a NY y a Monterrey. Estoy tratando de solucionar algunas tribulaciones entre personas muy queridas con quien tuve distanciamiento. En el radio estuve a todo dar: Jairo, Miyagi y yo somos como los tres alegres compadres, y me sorprende mi amistad con Laura García, que es una lindura. Y Chilango es mi casa, no me queda duda. Ahí la llevo, creo.

Este es el último post de 2015. Mañana comenzará otro día más, igual que todos, pero los humanos somos de hábitos y algo en el cerebro se reinicia para tener una nueva oportunidad. Sean felices, les mando un gran abrazo :)

- M.


3 comentarios:

Ustedes hacen el blog :)