lunes, 4 de enero de 2016

Mi vecino Marcelo


Contaré sobre mi vecino. La imagen de arriba es pura referencia, no tiene nada que ver... creo.

Marcelo vive en el departamento justo enfrente del mío. Sus ventanas están cubiertas de papel periódico y jirones de tela. A veces llego del trabajo y veo que afuera de su puerta hay troncos y ramas que él va recogiendo de los árboles que podan. De mi departamento puedo oir que practica el violín (se oye como si torturaran un gato), toca la guitarra y los tambores. El otro día de su casa se escuchaban ruidos rarísimos. Yo pelé el oído y dije:

- Ese es un theremín. Mi vecino toca el theremín.

Como no me iba a quedar con la duda le toqué. Salió todo sonriente:

- ¿Qué pasóooo, Memo?
- Marcelo ¿estás tocando un theremín?
- Noooo, mira: es un serrucho

Sacó tremendo serruchote que iba tocando con un arco viejo de violín. Ahí supe que mi vecino, aparte de músico, está loco.

Ese es Marcelo.

***
Pero no está loco: de hecho es una súper persona. Es médico otorrinolaringólogo nacido en Monterrey. Es muy amable, muy sencillo y se alimenta de verduras y frutas porque no le gusta la violencia; su tono de voz es muy quedito y pausaaado, como si estuviera en el viajeeee: "holaaa Memooo". Vino a la Ciudad de México porque "en Monterrey no hay mercadooos y todos usan sus autos, no se puede caminaaar".

Es casi autosuficiente: su filtro de agua lo construyó él mismo en una pecera, con carbón, unas piedras de río que fue recogiendo en sus viajes y un poco de barro "para que le diera sabooor, es deliciooosa". Fabrica su propia cerveza en una tina y la guarda en botellas viejas.

El otro día estábamos echando cervezas (en mi casa, cervezas de la tienda) y dijo:

- No sé si sea el mejor momentooo, pero traje estooo...

De su bolsa sacó un papelito de estraza doblado que fue desenvolviendo con cuidado. Yo imaginé cosas. Cuando terminó había... unas semillas O_o

- Son semillas de cacao, las tosté con un poco de aceite de coco. Son bueeenas. Deliciosaas. Tienen un sabor neutro, a veces las preparo con pimienta o chile piquíiiin.
- Er... ¡gracias Marcelo!
- Dan mucha energíaaa. Yo me como dos en la mañana con un plátano y estoy listo para todooo.

Ni modo de no apreciarlo. Es bien chingón.

***
Tiene una colección de taladros manuales, unos de engrane y otros tipo berbiquí. Hace agujeros en su pared con ellos (pared de concreto, imagínense cuánto tarda y el ruido que hace). No hay tarea imposible para él. Me dijo:

- Memo ¿puedo "fumar" en tu casa?
- ¡Claro Marcelo!
- ¿Tienes una pipa o algo para echar lo que trajeeee?
- Mmmm... creo que tengo una pipita por aquí, deja la busco
- No no no, voy a mi casa, regreso en un minuto.

Regresó con una piedra de río, de color negro, de unos 15 centímetros de largo. Tenía dos agujeros, uno por encima y el otro a un lado, para fumar por ahí:

- WTF! ¡¿Marcelo qué es esooooo?!
- Es mi pipaaaa
- No mames
- Mira, acá arriba le echo lo mío y le aspiro por acáaa. Excelentee. Si quieres trataaa.
- ¿Y los agujeros?
- Se los hice con mi taladro manuaaaal

:D


5 comentarios:

  1. Me declaro admiradora de Marcelo, hoy soñaré con él :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Quiero un novio como Marcelo!... o minimo un vecino :P

    ResponderEliminar
  3. Ha de ser la onda no depender de los medios comerciales para obtener algo.. pero qué flojera. Yo prefiero comprar las cosas :P

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)