miércoles, 2 de marzo de 2016

Mancera


¿Tienen un compañero de trabajo que les cae súper mal, pero es amable? Bueno, pues así es Mancera.

Ayer fue Mancera al radio: siempre hemos criticado su pobre desempeño en la Ciudad, el desmadre que hay en las calles, las políticas ilógicas en movilidad. Todo apuntaba para darle duro y a la cabeza...

Pero es muy amable. Mucho. Te da el paso, te pregunta cómo te va, sabe de rock, sabe de libros. En los cortes comerciales contesta lo que sea. Sabe que es carne de memes, sabe que le mientan la madre. Y lo acepta con humor.

Platicaba ayer con mi amigo Jay Sánchez que el factor humano es muy importante: es muy fácil hablar caca de alguien, pero si ese alguien te trata bien, tratas de contestar igual. Mancera no se portó prepotente, fue más bien como un hijo de vecino. Claro: es político, sabe hacer su chamba. Pero al final hemos entrevistado gente (u otros políticos) que se portan groseros. Este no fue el caso.

No sé: yo sigo pensando que podría hacer más cosas o que sus prioridades están patas pa' arriba. Definitivamente no votaría por él. Les digo: es como el wey de su trabajo que por alguna razón les cae mal, pero que es amable con todos. Estuvo muy raro, regresé a casa con mis sentimientos encontrados. Raaaroooo.

3 comentarios:

  1. Acá en mi trabajo hay mucha gente. Me caen mal y hacen mal su trabajo, dan ganas de mentarles la madre en la cara. Pero son tan amables que nomás no se puede. Te entiendo perfectamente.

    ResponderEliminar
  2. Creo que yo soy de ese tipo de personas ._.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy al revés, soy bien ojete en mi trato pero un pancito con chochos por dentro.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)