jueves, 28 de abril de 2016

Chabelo




Xavier López tiene 81 años. Lo conocí el martes, en las oficinas de MVS, día que no me tocaba estar en cabina, pero me ofrecí a ayudar simplemente para ir a verlo. No todos los días se tiene esa oportunidad.

Llegó puntual, a las 8 de la noche. Llevaba un pants, tenis y se ve muy grande, pero entero. Le ofrecí un café y me pidió uno americano con una de azúcar, de manera muy cortés. Es un caballero.

Platicaba que Xavier ha vivido tanto (y no me refiero al Chabelo de los memes, sino a Xavier López, el hombre) que ya se volvió un hombre sabio. Muy conservador, eso sí, pero tiene toda la industria de la televisión a cuestas desde que -nos platicaba- cargaba sillas en la XEW y le dieron la oportunidad de entrar al radio. Su apodo lo obtuvo de un chiste donde el personaje principal se llamaba así: Chabelo. De ahí se le quedó.

Le pregunté fuera de cabina que qué opinaba de los memes en su honor. Le dije que el Chabelo de los memes es una figura completamente diferente a la de él. Me decía que no lo había visto de esa forma. Más o menos y en muy pocas palabras le platiqué de la teoría memética en la que un concepto abstracto -como la inmortalidad- se le aplica a una persona y la gente comienza a hacer variaciones de eso. Un ejemplo muy claro es Chuck Norris, que es el hombre más fuerte del mundo y el más rudo en los memes, aunque no lo sea en la vida real.

Me dijo que si bien no entra mucho a Internet (su hijo es el que maneja sus redes) sabe de qué estaba hablando. Al final, sabe que es una figura pública, y que sería muy tonto no entrarle a todo esto porque los adelantos tecnológicos son una herramienta para la gente que se dedica a los medios como él. No le molesta en absoluto.

La entrevista con Jairo y Miyagi fue con Chabelo y con Xavier. A veces cambiaba la voz para convertirse en su personaje. No dice una mala palabra, considera a César Costa la persona más decente con la que ha trabajado y recuerda a Tío Gamboín como un padre para él. Tin Tán es el cómico más completo que ha existido, según él, y el mejor equipo con el que ha trabajado es el de la Carabina de Ambrosio. Y sí, los golpes que se daban cuando se convertía en Pujitos eran de verdad.

Y ahora ahí les va una cosa sorprendente:

Sobre la Catafixia, dice que es una cosa que se le ocurrió debido a la naturaleza humana. El humano siempre quiere más, aunque ya tenga algo ganado. La Catafixia era eso: quieres tener un mejor premio aunque en un principio hayas llegado sin nada. Chabelo dice que siempre SIEMPRE le regresó sus regalos ganados a los concursantes ya que había pasado el programa no sin antes recordarles esto.

Esa, pa' que vean, no me la esperaba :0

2 comentarios:

  1. Un señor a la vieja escuela, muy interesante memo!

    ResponderEliminar
  2. Se le marcan las tetillaz!

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)