jueves, 14 de julio de 2016

14/16 Niza


Hace dos años, justo este día, pasé con Ave Barrera el aniversario de la Toma de la Bastilla en París.

Pasar el día de la independencia de Francia enfrente de la Torre Eiffel es una cosa única. Hacerlo requiere mucha paciencia, una vejiga de acero y mucho bloqueador. Todos los parisinos saben que es EL día. Parisinos y turistas, debo agregar. Frente a la Torre se despliega el hermoso Champ de Mars: la recomendación es levantarte temprano, conseguir un buen mantel, comprar comida para todo el día (baguetes, papitas, mucho vino), llevarte un buen bloqueador, sombrilla, botellas de agua y -lo más importante- no desesperarte.

Hicimos todo lo que recomendaba la gente: llegar desde la mañana, comprar cosas, llevar ropa para toda ocasión (calor, frío, lluvia). Buscar un lugar que se viera desocupado y aplastarse: aplastarse y no moverse ni un centímetro porque viene alguien y te quita el lugar.

Los asistentes al espectáculo juegan cartas y se divierten. Puedes platicar con el de junto (que igual te toca parisino que polaco) y tienes que pensar muy bien cómo hacer para ir al baño. Las horas pasan y pasan, y eso se empieza a llenar. No son tan gandallas como en la Ciudad de México, pero si te descuidas, el de junto puede estirarse y quitarte 10 cm de espacio.

Así es París el 14 de Julio.

Como a las 5 de la tarde comienzan los festejos, que consisten en conciertos de música clásica y ópera. La foto de arriba es más o menos a esa hora, cuando todos sacan sus tripiés para tener el mejor recuerdo de ese día. Lo mejor es grabártelo en tu cerebro porque si vas a ver tu cámara en vez de los fuegos artificiales, estás menso.

Bueno, la verdad es que sí saqué videos con la cámara en el pecho. Es más o menos así:

Un vídeo publicado por El Memo (@guillermo_ga) el


Después ver eso, te quedas como menso. Literal, como menso. Acabando el espectáculo te vas corriendo a tu hotel porque después de pasar todo el día tomando vino, seguro te andará de la chis <--- y ahí se fue el glamour de mi post.


***

Cuento todo esto como introducción a los acontecimientos de hoy en Niza. Al momento de escribir este post van 79 muertos y 123 heridos. Terrible. El horror.

He leído por ahí algunos comentarios bastante absurdos de conocidos que dicen "pues no deberían de ir a Francia si saben que es un objetivo de los terroristas". Pues perdón, pero esa es una estupidez colosal. No cambiaría por nada mi 14 de julio en París. No hay manera en la que diga "pues como tal vez haya atentados en esa ciudad, mejor no voy". Damn.

Duele. Sobre todo por esa sensación hermosa después de la celebración que -si bien no es la tuya, porque no es tu país- es un sin fin de emociones. Es obvio que no se lo esperaban. Es obvio que la gente que estaba celebrando en Niza no sabía que un tipo iba a llegar con un camión arrollando todo a su paso.

:(

Hay una cadena en Reddit sobre este asunto. Si quieren enterarse de lo que va pasando minuto a minuto síganla. El link es este. Y pues sí, hay un montón de asesinatos en México, un montón de feminicidios, un montón de cosas sin resolver en este país.

Pero uno puede ser sensible a todo. Y esto sí fue un horror duele mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)