martes, 30 de agosto de 2016

JuanGa, el divo de lo obvio


No hay mucho más que se pueda decir de Juan Gabriel, después de cientos de textos que se han publicado por todo el mundo sacando sus anécdotas, recopilatorios y datos curiosos. Uno de los mejores textos que leí por ahí decía que lo admirable de JuanGa es que triunfó con toda su jotería (es el término que leí, no lo pongo yo, aunque lo comparto) en un país de machos y homófobo. Es una contradicción completa.

La única vez que vi un show de él fue por accidente: la noche del 30 de diciembre de 1999 andaba en el Zócalo comprando cosas. Juan Gabriel iba a dar un concierto el día siguiente (justo en el cambio de milenio, que no lo era) y de repente se presentó a ensayar, ante la sorpresa de unos cuantos que estábamos deambulando. Dio un pequeño show de 40 minutos y se retiró. Era fenomenal.

Pero debo admitir que yo sí me he emborrachado y en algún momento de la fiesta pongo canciones de Juan Gabriel (y de José José y de Leo Dan), pero eso porque soy un chavorruco cursi y naco. El éxito del Divo, me parece, no tenía que ver con su talento como compositor, ni tampoco como showman, porque hay millones de personas que nunca lo vieron en vivo y aún así lo idolatran. Su gran éxito es que era el maestro de la obviedad.

Es lógico "¿No me vuelvo a enamorar, totalmente para qué?" Pfffft, esa estrofa se le hubiera ocurrido a cualquier persona ¡ah! Pero pónganle una buena melodía y cántenla con sentimiento: con eso tienen asegurado que miles de borrachos agarren su cuba y lloren como Magdalena. "¿Amor eterno e inolvidable?" Eso se lo pueden dedicar a su amor perdido -que todos tenemos- o a la abuelita que se murió. No importa que el resto de la letra hable de otra cosa: piensas en tu abuelita santa que fue tan buena contigo, agarras una caguama y te desgañitas "¡AMOOOOR ETEEEEERNOOOOoOoOOo!".

Sus mayores éxitos fueron así: casi nadie pone en una fiesta esa de "Todas las mañanas entra por mi ventana el señor Sol" porque es como de niños, pero si ponen esa de "Yo no nací para amar nadie nació para mí" seguramente algún despechado comenzará a berrear. JuanGa era un magnífico compositor para poner las cosas más simples con una melodía pegajosa. Y así se hizo de una legión de fans, que como yo, la siguiente peda recordaremos al Divo de Juárez, con un trago en la mano y cantaremos "Queridaaaa, cada momento de mi vidaaaaa yo pienso en ti más cada díaaaa".

4 comentarios:

Ustedes hacen el blog :)