sábado, 22 de octubre de 2016

Baños Públicos

A veces no había agua en la colonia cuando yo era niño.

Ayer estaba platicando de esto. Vivía en una colonia popular y a veces, en época de sequía, escaseaba el agua. Cuando eso sucedía mi mamá agarraba una maleta y echaba toallas, ropa y nos decía a mi hermana y a mí "vámonos a los baños públicos".

Los baños públicos estaban dos colonias adelante ¿por qué esos baños siempre tenían agua y el resto no? No lo sé. Cada vez que íbamos mi mamá rentaba una regadera individual que tenía un pequeño vestidor. Mi hermana y yo debimos tener entre cinco y seis años. A veces iba mi papá con nosotros.

La regadera tenía una pequeña plataforma que tenías que pisar para que saliera el agua. Esa plataforma se activaba con el peso, pero como nosotros éramos muy pequeños, mi papá tenía que pisarla también. La regadera no salía de la pared, como en las casas, sino del techo, así que el agua caía en vertical. También tenía una cadena que sacaba un gran chorro de agua fría cada vez que la jalabas.

El servicio de baño incluía unas toallas blanquísimas, pero rasposas. Mi mamá ni loca hubiera dejado que nos secáramos con ellas: solo eran para ponerlas en el suelo y pisarlas. Para eso llevaba las toallas de la casa, que eran de color azul y verde.

Eran otros tiempos: bañarse para nosotros representaba un acto común y corriente, así que nos metíamos todos juntos a la regadera: mamá, papá e hijos. Nunca vimos nada malo en ello: mi mamá nos apuraba a tallar con un zacate de ixtle y jabón palmolive. Quedábamos relucientes. Luego en el vestidor nos apurábamos a taparnos bien para que no nos hiciera mal el aire de la calle.

En los baños había un pasillo que llevaba a la sección de vapor y por la que pasaban hombres con un sidral mundet en la mano. A mí siempre se me antojó echarme un sidral después de bañarme porque la botella se veía helada, pero por supuesto mi mamá no nos dejaba. Nunca pasamos al vapor, ir hacia allá estaba prohibido. Hoy pienso que una familia entera metiéndose a una sola regadera sería impensable e ilógico, pero en ese entonces estaba bien.

Qué tiempos O_o

3 comentarios:

  1. Cuando vivía en la Condesa y me quedaba sin gas iba a los baños que estaban en la Escandón. Y eran como dices, había que pisar para que cayera el agua.

    Me extraña que no comentes el porque nunca iban al vapor (porque pienso que no para todos es obvio) y sobre todo me extraña más que no digas que un día irás a uno de los pocos baños que quedan a echarte tu Sidral

    ResponderEliminar
  2. Me lo imagine como baños de balneario o playa? Así son?

    ResponderEliminar
  3. ¡Que bonito!
    Yo me entere hace poquito que existían (o existieron) esos baños.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)