sábado, 19 de agosto de 2017

La violencia mata

Hace unas semanas Ave iba saliendo del departamento, cuando vio a una amiga de nosotros (aunque no tan cercana) parada aquí afuera. La chica estaba al borde del llanto. Ave la invitó a pasar a la casa. Desde entonces no se ha ido.

Resulta que la chica sufría maltrato por parte de su novio (vivían juntos). Él, un tipo machirrín de Monterrey, la fue llevando poco a poco por el camino de las amenazas y la violencia. Después de mucho platicar con nuestra amiga (a quien por cuestiones prácticas, llamaré "Greta"), me di cuenta que el wey fue minando su autoestima poco a poco: le decía que no servía para nada, que él la podía dejar cuando quisiera y cosas por el estilo.

Los primeros días que tuvimos a Greta en casa ella estaba convencida de que se merecía el maltrato. De que tal vez ella "había hecho enojar" a su novio y por eso le pegaba. Juro que yo oía esas cosas y me jalaba de los cabellos y gritaba "¡Nooooo, Gretaaaaa!". También pasaba otra cosa: debido a la depresión que tenía, comía muy poco y andaba débil todo el tiempo sin ganas de nada. Supongo que esa parte física también influye en dejarse maltratar. Hoy Greta va y viene, come perfectamente, salimos a pasear, vamos de compras y está planeando irse pronto de la casa para rentar un departamento sola o con roomie.

Bueno, y aquí va el asunto:

Le platiqué de esto a mi mamá –porque ella también nos echó la mano para levantar a Greta– y me preguntó ¿pues de dónde viene esa chica? ¿no estudió o cómo?

Pues... sí. De hecho ella es ingeniera. Sabe muchísimo, es muy inteligente y empática: todos sabemos que en cuestiones de violencia no tiene que ver la condición económica, estudios o clase social. Ella me ha contado situaciones con su ex en las que la violencia iba escalando, cada vez más, y que comenzó con un leve apretón de brazo hasta llegar a un puñetazo.

Me alegra que Greta esté aquí en la casa. Me alegra mucho haberla podido ayudar. He escuchado con atención su historia una y otra vez, pero también la hemos alentado a que haga una historia nueva y que nos cuente sus planes a futuro. Esta parte es bien importante: llegó a pensar que sus sueños no valían nada porque los planes importantes eran los de su ex y no los de ella.

Y si preguntan porqué es importante el feminismo, pues ahí está. Para que weyes como el ex de Greta no puedan andar por ahí, violentando mujeres. La violencia mata.

2 comentarios:

  1. Que bueno que "Greta" llegó con ustedes para que la levantaran :D ese tipo de Monterrey, le da mala imagen a los regios, maldito viejo -.- pero todo se regresa tarde o temprano...
    Saludos a Greta, que siga creciendo y sepa q no esta sola y que ella es lo máximo, para empezar, porque supo dejar al tipo ese
    Saludos Memo!

    ResponderEliminar
  2. Debería exhibir a su ex en todas las redes sociales. Esos cabrones son basura.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)