domingo, 24 de diciembre de 2017

¡Qué año tan difícil!


Yo pensé que 2016 había sido un año complicado, pero llegó 2017 y me dio una cachetada en la cara, como Eduardo Yáñez pegándole al reportero:

- Oye, tranquilo 2017
- Tranquilo mis narices, toma por metiche

¡PUM!

Desde que mi papá entró al hospital en febrero, hubo meses en los que parece que no paraban las malas noticias. Que si mi papá tenía cáncer, que si tenía diabetes, que si ya se iba a morir. Hoy hasta lo recuerdo y me río. Mi papá ya está yendo a terapia porque al final perdió un pie, pero está muy contento y animoso.

Pero luego llegó el terremoto y más cambios. Es posible que en 2018 tengamos que vender la casa donde viven mis papás porque tuvo algunos daños. Eso me pone un poco triste. La otra cosa que estamos definiendo estos días es que abrimos el proyecto de Cazacocteles (mi otro sitio) con todas las ganas y esperanzas, pero resulta que es dificilísimo tener publicidad. Uno piensa que no, pero Google tiene unas políticas muy estrictas que hay que seguir al pie de la letra. Y estamos pensando qué hacer. 

¡DAMN! 


**
Aunque 2017 también fue un año muy bueno. Como que todo lo malo que sucedió hizo que nuestro círculo de amigos se afianzara más. Tengo amigos que quiero mucho y literalmente nos abrazamos bien fuerte en lo que todo pasaba. Conocí muchísima gente, traté de ser buen anfitrión de muchos otros que vinieron a la ciudad, hice algunas relaciones de trabajo que me dejaron cosas buenas.

Descuidé un poco este blog, lo sé. Pero hoy que estoy viendo para atrás, me doy cuenta que pasaron muchisisisisisísimas cosas en 2017. ¿Cómo sobrevivimos? ¡Ay dios!

Mando muchos abrazos y amor a los que estén leyendo esto. ¡Feliz Navidad o lo que sea que crean! Para mí va a ser una noche en la que estaré cenando con mis papás, así que no podré tener mejor día :)

M.

1 comentario:

  1. Tener publicidad en revistas digitales con banner/espacios de adSense no deja, sólo es negocio para Google. Con las personas que escriben ahí, deberían enfocarse en hacer content marketing y reforzar con banners o posts en otras redes sociales, algo así como armar paquetes en los que el centro (y por lo que los anunciantes pagarían), sería por tener un post reseñado al estilo de quienes redactan.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)