martes, 30 de enero de 2018

Ciudad del Cabo hacia el Día Cero


Hace dos semanas la CFE comenzó a meter cableado a la calle donde vivo. Ruido infernal, debo decir, porque solo tienen permiso de trabajar –según el maestro de obras– de 9 de la noche a las 5 de la mañana. Por ese motivo Ave y yo cambiamos la recámara a la sala con la intención de dormir con el arrullo del taladro neumático y la excavadora.

Un día, de pronto, nos quedamos sin agua. Ni una gota.

Comenzamos a acarrear agua desde el parque cercano, al igual que los vecinos. Lavamos los trastes con una cubetita de agua y nos íbamos a bañar al gimnasio. Por suerte ayer regresó, pero sí estuvo feo. La falta de agua es terrible: mi mamá vive en Iztapalapa y sé lo feo que es que pasen semanas sin que salga gota de la llave. Hay que comprar pipas, bañarse a jicarazos, usar platos de cartón y cosas así.

Y bueno...

***
Ciudad del Cabo en Sudáfrica es una metrópoli rodeada de mar. Aún así, dentro de muy poco tiempo será la primera ciudad del mundo que se quede sin agua. Desde hace años viven en una sequía derivada del Calentamiento Global y el fenómeno del niño. Sus presas están secas y el gobierno no tiene una solución para esto.

El Día Cero, es decir, cuando ya no haya nada de nada, será el 16 de abril. El porqué llegaron a esta situación es, además de la falta de lluvia, una cosa de mala planeación del gobierno. Los ricos gastan más agua que los pobres. No hubo planes para poner plantas desalinizadoras, no hay tecnología para sacar agua del subsuelo. Hay cerveceras que se llevaron todo el suministro. Además, la ciudad creció en población más del doble en los últimos años.

Las medidas del gobierno en este momento son críticas: limitar la cantidad de agua a 70 litros por familia al día (a partir del 1 de febrero serán 50). Se le pide a la población que no se bañe más de dos veces a la semana. La BBC tiene testimonios (si quieren vean este link) en donde muestra cómo viven las personas.


Es como de Mad Max. La gente se lleva el agua de donde puede: parques públicos, fuentes, hoteles. El turismo está afectado.

Del otro lado del mundo, Canadá es el único país en toda América que está preparado para una gran sequía: ellos no sacan, por política pública, nada del agua que tienen. Es por eso que mandan a sus fábricas a otros países. Tienen grandes reservas de agua dulce para enfrentar este problema... cuando llegue. Y claro que llegará: como ejemplo tenemos a Mexicali, donde una compañía de cerveza se está llevando el agua de la región. Y mientras, en otros lugares de Méxicometemos y metemos fábricas de refrescos, maquiladoras y productoras que gastan millones de litros de agua diario.

Ciudad del Cabo será, desgraciadamente, un ejemplo para el resto del mundo sobre qué pasará el día que no haya agua. ¿Habrá movilizaciones masivas? ¿otros países les venderán la tecnología para desalinizar? ¿emigrarán los habitantes?

***

Bueno, lo que se me ocurre es, en primer lugar, vernos en ese espejo y pedir al gobierno entrante que haya verdaderas leyes que protejan nuestros recursos. Y sigan las noticias con respecto a Ciudad del Cabo. Son espeluznantes, pero nos va a servir mucho, créanme.




1 comentario:

  1. ¿Ya se quedaron sin agua?, ¿Cómo viven ahora?. Saludos :)

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)