miércoles, 27 de junio de 2018

¡Qué campañas!



Trabajé mucho durante esta campaña presidencial. Traía información de acá para allá, entregaba cosas en Milenio, metía notas en el radio. Fue, de verdad, una locura.

Además se me ocurrió abrir un Hashtag en Twitter llamado #CampañasPinches para recopilar lo más extraño y divertido de los candidatos. Me llegaron cientos de tuits y ayer fui Trending Topic :0


Pero esto ya se acabó. El domingo serán las elecciones y veremos para dónde va el curso del país. ¿Mi pronóstico? Va a ganar López Obrador. Hay una razón de peso por la que lo pienso: tiene que ver con la pregunta...

¿Por qué siempre gana el PRI?


Por varias razones. La más simple es que durante mucho tiempo el PRI ha afianzado una organización muy sólida en todo el país. Es como el pan Bimbo: llega a todos lados. En el pueblo más remoto, conocen al PRI, y votan por él aunque no saben muy bien porqué. En las elecciones del Edomex del año pasado se nota muy bien:



Morena ganó en los municipios centrales. El PRI ganó en todos los periféricos. ¿Por qué Morena no ganó en los municipios más alejados? Pues no tenía presupuesto para llegar a todos, no tenía organización, no había manera de llegar a los máaaas lejaaaanoooos.

¿Qué hizo Obrador para contrarrestar esto? Una campaña de 18 años para visitar todos los rincones del país y que lo ubicaran en todos lados. La única manera de matar una organización que se mete en cada rincón, es con tiempo y trabajo. Obrador tuvo ambas cosas: durante 18 años fue a los pueblos, a la sierra, a las ciudades, al norte, al sur y a todos lados. Si la victoria se la llevara el que caminó más, sin duda ganaría Obrador.

***

Ahora bien ¿Obrador merece el triunfo? Bueno: en 18 años cambias mucho. De ser el opositor combativo, 18 años después te conviertes en conciliador... con tal de ganar. De ser ese Obrador revolucionario, hoy es una persona que repite su discurso una y otra vez. Es obvio que Meade y Anaya están más preparados (es obvioooooooo), pero dudo que alguno de ellos conozca tanto el país como Amlo.

¿Merece ganar?

No sé. Eso lo decidiremos todos en las urnas. Por lo pronto faltan, en este momento, 20 minutos para que comience la veda electoral. Y aunque no aplica para personas me siento obligado a seguirla.

El domingo veremos qué pasa. ¡Qué nervios!

1 comentario:

  1. Estaría chida una lista de los momentos más memorables de esta elección, como la que sacaste en 2012, como sugerencia :)

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)