domingo, 13 de enero de 2019

Tlayacapan



Si uno sale de Xochimilco por los embarcaderos y se sigue por la carretera que va a Oaxtepec, de repente la carretera se convierte en un camino hermoso lleno de árboles y crepúsculos arrebolados. Una hora después está Tlayacapan, un pueblo mágico que tiene dos peculiaridades:

- Casi todos en Tlayacapan se apellidan Santamaría, lo cual es muy raro
- Casi todo el pueblo es de músicos

Eso se nota porque afuera de las casas ponen "Familia Santamaría" y eso se repite en cada calle que vayas. Además las bandas de viento de Tlayacapan se van a Europa porque son muy buenas. Es la cuna de los famosos chinelos, personajes que bailan en las calles con una máscara de barbita y vestido de espejos.

Tlayacapan es muy pequeño y está muy bien cuidado. Sus habitantes se dieron cuenta que tienen un gran potencial como pueblo turístico, así que ahí han filmado muchas películas (cuando Hollywood quiere hacer una película sobre, digamos, El Salvador, mejor se van a Tlayacapan a grabar).


Sus calles son bonitas y bien cuidadas. Tienen un mercado en el que puedes encontrar pescados fritos de 11 pesos, verdura baratísima, cecina de Yecapixtla y muchas artesanías entre las que destacan los Chinelos de barro, las macetas de Baby Groot, Piolines y el Depredador. La cerveza es barata, buen mezcal y tienen Sotol de víbora que pega como patada de mula. Además hay muchas pulquerías.

Por alguna extraña razón a las pulquerías las anuncian con lonas que tienen memes del tipo:

- ¿No que los curados no empedaban?
- ¿Acaso yo te dije que te tomaras 5 litros?

Bien pintoresco.

***

Tlayacapan tiene muchas capillas pequeñas, con fachadas enormes. Dan la impresión de ser grandes iglesias pero ya adentro solo caben tres personas arrodilladas y el padrecito:


Pero lo mejor de este pueblo es su gente. Van por la vida como si conocieran a todos. Yo iba buscando un lugar para sentarme cuando un taxi se me emparejó y me dijo:

- ¡Está cerrada esta calleeee!
- Sip
- ¿Cómo salgo a la principal?
- Pues dé vuelta a la derecha

No soy adivino: simplemente era la calle que estaba abierta y no había otra manera de salir.

Luego me compré una bolsa de piña y me la fui a comer al atrio de la iglesia. Otra familia me dijo:

- ¿No se puede entrar a la iglesia?
- No
- ¿Se dañó con el sismo?
- Sí
- ¿La están arreglando?
- Sí, quedó muy dañada

Tampoco adiviné: si esa familia hubiera volteado, habría visto la lona que decía "Iglesia en reparación por el sismo". Gente curiosa.

***

Pasé por afuera de una cantina que se llama "El Mil Amores" que tiene un letrero que dice "Usted tiene cara de borracho, no la desaproveche". Lo tomé como una señal del cielo y pasé a refrescarme.

La comida de Tlayacapan es deliciosa: tacos acorazados de chile relleno, crema que parece nata, enchiladas, chilaquiles con yerbas que no conocen en otro lado. También venden flor de "Chompantle" que yo conocía como colorín:



Estas flores se dan en los árboles de la capital, pero nunca se me hubiera ocurrido que se comen. La señora del puesto me dijo que son muy buenas en mole o en tortitas. "Pero las de la ciudad saben amargas, las de aquí saben dulcecitas". Luego busqué en Wikipedia y leí que si no se saben comer, causan espasmos musculares. Ya me dio miedo.

Deberían de darse una vuelta aquí. Está bien rico el clima. Y no dejen de visitar la panadería "La Jaiba", junto a la iglesia, y a la que se entra por un pasillo largo que huele a mantequilla y amor.

Los panaderos hacen su trabajo en el mismo cuarto donde acomodan el pan que acaba de salir en un horno, así que pueden ver cómo se hacen las conchas, bisquets, corbatines, trenzas, bolillos, teleras, piedras, hojaldras y demás delicias. Todo calientito y a 4 pesos la pieza.

Oiga usted, qué manjar.

1 comentario:

  1. Que hermosooooooo!! Ese es el pueblo donde se grabo When you were young de The Killers y es uno de mis favs pueblos por eso.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)