domingo, 9 de junio de 2019

Estampas de Tijuana: Los museos



Ahí va algo de historia de viejitos...

Los primeros museos del mundo no eran propiamente museos. Eran los llamados "Gabinetes de curiosidades" o "Cuartos de las maravillas" en el que gente rica iba acumulando objetos traídos de todas partes del mundo. No había cédulas museográficas, si acaso alguna explicación pequeña. Estos gabinetes podían ser de pinturas o esculturas, pero los más interesantes eran los de animales traídos desde las lejanas tierras africanas u objetos del oriente.

Estos cuartos maravillosos dieron paso a los museos de historia natural, por ejemplo, y luego a los museos como los conocemos hoy.

En Tijuana me encontré el Museo del Coleccionista y el Museo de la Lucha Libre. Fue como entrar a un cuarto de las maravillas.



Su dueño, a quien me hubiera encantado conocer, fue guardando todos esos objetos que teníamos de pequeños. Imagínense lo que fue para mí entrar a ese espacio: osos de peluche de la Bimbo, Tazos, carritos, camioncitos, cómics, juguetes, consolas electrónicas, tarjetas de teléfono, boletos, fotografías. Y luego seguramente fue coleccionando lo que le iba cayendo: etiquetas de cerveza, corcholatas, llaveros. Todas esas colecciones y series que han salido en nuestro México lindo y acumulador.


Y así, como el burgués del siglo XVI, este museo trae desde tierras lejanas (es decir, del pasado) esas cosas que formaron parte de nosotros.

***

El Museo de la Lucha Libre está en el mismo edificio del Museo del Coleccionista. Son hermanos. Supongo que parte de las colecciones del dueño eran con el tema de la Lucha y decidió darle su espacio. Me encanta: tiene muchísimas máscaras, trajes originales, artesanías, muñecos y hasta mechones de cabello que han perdido los luchadores arriba del ring :0

¿Cómo hizo para juntar tantas cosaaaas?






Ambos museos están en la Séptima, muy cerca de la Avenida Revolución. Si andan por ahí, vayan, está bien bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)