martes, 23 de julio de 2019

La Capìlla Sixtina de la Colonia Moctezuma



Tal vez algún día se cuente la leyenda de don Miguel Macías, un hombre jubilado que un día visitó la verdadera Capilla Sixtina en Italia. En ese viaje, imaginó una misión que le ocuparía los siguientes 18 años: hacer una réplica de aquella obra de Miguel Ángel, pero en la colonia Moctezuma, en la Ciudad de México.

"¿Por qué no?" pensó "Tengo tiempo libre".

Lo que no imaginó don Miguel es que a lo largo de esos años le daría una apendicitis, pondría dinero de su bolsa, pediría prestados andamios, se caería y todo para tener una de las iglesias más curiosas de la capital.

***

He conocido iglesias peculiares. La que recuerdo ahorita es una que está muy cerca de casa de mis papás, en Iztapalapa. En aquel templo el padre decidió que iba a poner cuadros al óleo de todos los santos conocidos. La última vez que fui, casi llevaba cien. Pero esa es otra historia.

La Parroquia del Perpetuo Socorro está frente a un parque, un kiosko y un mercado. Para llegar a ella hay que bajarse en el metro Moctezuma y pasar por puestos de carnitas, pescados fritos y comida corrida. No son más de tres calles cuando ves el campanario y la fachada, bastante sencilla.


Por dentro, está la obra de Don Miguel y una placa que anuncia que el cardenal primado de México, Carlos Aguiar, dio la bendición a la réplica de la Capilla Sixtina "para honra y gloria de Dios". Hay otra placa con las palabras del pintor: "Nunca, lo que siempre ha estado lejos, lo habíamos tenido ahora tan cerca".



Si alguien se lo pregunta, no pintó directo en el techo como Buonarotti. La técnica del renacentista consistió en pintar directo, al fresco. El mexicano pintó lienzos que después de colocaron con ayuda de los parroquianos. Aún así, el trabajo impresiona.

Vayan a visitarla. Es muy bonita y luego pueden caminar por la colonia Moctezuma (sobre todo en la segunda sección, que tiene unos restaurantes de rechupete). También recomiendo que antes de ir le echen un ojo a lo que ahí está pintado: las historias del Génesis, las Sibilas y los Profetas. Total: va a ser imposible que vayan a la Capilla original y se tumben todo el tiempo que quieran, como pueden hacer en esta pequeña Parroquia que se convirtió ya en un punto imperdible del oriente de la Ciudad.




Acá está la dirección:


1 comentario:

Ustedes hacen el blog :)