miércoles, 21 de agosto de 2019

TikTok: todos quieren ser el centro de atención




Una chica hace un video haciendo playback de una canción que se tocaba en los ochenta. Otra más, cuenta chistes usando como audio un video de Franco Escamilla. Otro baila una canción de reggeatón y por allá una chica hizo un video de su gatito que lleva más de seis millones de descargas.

Es TikTok, la plataforma de videos cortos que viene de China y que está conquistando el mundo. Más de 500 millones de usuarios, según algunos, aunque el blog de Android dice que lleva 130 millones de descargas en julio de 2019. Los países que más usan esta app son China, India, Estados Unidos, Rusia, Turquía... y México. Nuestro país es experto en tonterías.

Porque, después de tener instalada esta app en mi cel durante un tiempo, debo decir que está llena de tonterías: tonterías divertidísimas, entretenidas y que te pueden tener horas pegado en la pantalla.

Me encanta. Platicaré porqué.

***

Puro barrio

Me atrevo a decir (porque estuve ahí) que esta app tiene su base en el fenómeno de reality que comenzó en Big Brother y que se afianzó cuando MTV lanzó su Jersey Shore en 2009. Jersey Shore, para quien no lo recuerda, entró a los medios porque eran personas que no tenían ningún talento posible más que ser ellos mismos, bastante inútiles, pero que mostraban a los italoamericanos en todo su esplendor. Hasta ese momento nadie se había puesto a pensar que las pequeñas subculturas podían ofrecer entretenimiento a las grandes masas. Después de eso, la explosión. Todos quisieron buscar pequeños grupos: gitanos, latinos, hillbillies. Asomarte a la vida de otros, desde su lugar de origen y no en un estudio de televisión.

De hecho creo que escribí en este blog sobre Jersey Shore, pero fue hace mucho tiempo.

Ver lo que hacen los demás siempre resulta interesante. Eso es porque le das cara a ese concepto de "aldea global" que tanto usan los tecnólogos. ¿Y qué mejor que ellos mismos te lo muestren?

Después de ver cientos de videos de México en TikTok me he encontrado cómo son las calles de Gómez Palacio, de pequeñas ciudades de Guanajuato o de Colima. Plazas comerciales en Veracruz (recuerdo un video donde hay dos chicas bailando mientras los demás comen hamburguesas), chicos que hacen tonterías en Coahuila. Hay cierta identificación en ello y me resultan tan interesantes como ver videos en Buenos Aires o Nueva Delhi. Es el barrio. TikTok es puro barrio.

***

Puro meme

En 2003 Michael Lissack escribió un texto donde redefine al meme. No me voy a poner académico: el proceso es llamar la atención, evocar un significado y replicarlo. Para explicarlo mejor, aquí les va otro TikTok:



Es un video que repite la escena del Rey León. Está bien gracioso, hasta le meten un punchline con baile de Fortnite. Pero bueno, el video evoca tu recuerdo y lo repite, pero redefiniéndolo. Si nunca has visto la película del Rey León, dudo que le entiendas o lo encuentres interesantes. Pero como fue un producto masivo, casi todos lo entendemos.

¿Les da pena hacer tanta payasada? Al parecer no. ¿Tienen la mejor luz? No, ni siquiera tienen buenos encuadres. Pero quien hizo ese video tiene bastante idea de lo que es la edición. Y es que entre más edición vemos, más aprendemos. Recuerdo las crónicas de cuando se proyectaron las primeras películas de los Lumiere, hace más de cien años, la gente pensaba que cuando había un corte de escena ya era una película diferente.

Pero nosotros ya no lo vemos así. Entendemos la narrativa. Es nuestro cerebro funcionando a base de repeticiones.

Y redefinir lo que sabemos y replicarlo es puro meme. Puros memes, señores. En su más puro origen.

***

Puro like

¿Quién no quiere que se le reconozca su trabajo? Las empresas lo saben y te ponen el conteo de likes a la vista. 50 mil, 200 mil likes. El cerebro lo toma como un premio, pero eso ya lo sabemos. Lo importante aquí es que gente común y corriente se vuelve generadora de contenido y se ve recompensada por eso con el aplauso de los likes. Está bien interesante.

Uno de los grandes aciertos de TikTok fue el de incorporar una base musical y de sonidos GIGANTESCA a su plataforma. Así, si quieres usar una canción de una película de Disney, acá lo puedes hacer. Además, el reconocimiento facial y la inteligencia artificial detrás se va mejorando día con día. Cada día es más sencillo hacerlo. Adiós a los programas complicados. Es sencillísimo.

Tal vez la moda de los TikTokers desaparezca en unos años. No lo sé. Lo que entiendo es que en este momento hay miles de adolescentes, mamás y papás que están cambiando la manera de usar los videos y que tienen a la industria con los pelos de punta. Hace unos días dije que hace ver a Twitter y a Facebook como de la prehistoria. Y no lo digo al aire:

Mientras en Twitter pones un pensamiento y le das "publicar" al instante, los TikTokers pasan un buen tiempo planeando lo que van a subir para que tenga resultados. Varias tomas, el audio adecuado, su mejor ropa. Porque todos los van a ver y ellos lo saben. Me imagino que algunos se ponen de acuerdo entre amigos, platicando su idea, tal vez haciendo burdos storyboards y grabándose. Otros más eligen el audio con el que harán playback y lo ensayan mil veces.

Es una plataforma diferente. Sugiero que la vean y la vean con ojo crítico antes de decir "ay, eso es para chavos". Pues sí, el grueso de los que usan la app son los adolescentes y están encontrando un nuevo medio para expresarse. Aunque sea para tonterías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)