martes, 17 de septiembre de 2019

12 años



A los 12 años, yo estaba pensando qué iba a hacer cuando entrara a la preparatoria. Ja ja ja, qué horror. Contaré cómo era la vida en 1987.

Tengo pocos recuerdos de ese año, pero son muy marcados: iba terminando tercero de secundaria porque a mi mamá se le ocurrió que era buena idea tener un hijo adelantado en la escuela. Había una chica que me gustaba en el salón, que se llamaba Nericia (oh, Nericia, dónde estás, qué nombre tan raro, Nericia), pero la que me hacía caso era una que se llamaba Lidia. Llevaba taller de electricidad en secundaria, que era la materia que más me gustaba:

Yo pensaba que un día podría hacer la instalación eléctrica profesional y ponía mucha atención a los amperes, a los volts y a los ohms. Nunca ocurrió: volaba los fusibles de mi casa a la menor provocación porque hacía enchufes que no servían. Mi mamá ya estaba acostumbrada a los cortocircuitos y seguramente pensaba para sus adentros:

- Este niño un día se va a quedar pegado, por menso.

Sí me di varias descargas, pero nunca me quedé pegado. La gran ventaja es que cuando a la cantina entra el señor con la máquina de los toques, soy el primero que se levanta. Se me hizo vicio.

Veíamos mucha tele. Mi hermana y yo nos aventábamos toda la barra de caricaturas mientras mi mamá lavaba los trastes o planchaba. A veces pasaban películas como "La Chica de Rosa" o "El club de los 5" y yo pensaba:

- Cuando vaya a la preparatoria, me vestiré tan bien como ellos.

Otro error: mi mamá nos compraba ropa en la calle de Coruña y lo más cool que tuve fue una camisa azul con grecas, que cuando mis amigos me la vieron dijeron: "pareces Chayanne". Nunca me la volví a poner.

En la secundaria iba bien de calificaciones. Siempre del cuadro de honor y esas cosas. Cuando sacaba nueve, sudaba como pollo. Mi mamá nos decía:

- La única obligación que tienen, es estudiar, así que aplíquense.

El destino quiso que llegara la crisis y me mandaran a trabajar a los 13 años. Maldita crisis.

***

Cuando entré a la preparatoria, me tomaba una Sangría Señorial con mis amigos, porque no me alcanzaba para otra cosa. ¿Dónde estaban esas cafeterías que veía en Beverly Hills 90210? Lo más que había afuera de mi escuela era un puesto de tortas de salchicha y a una calle estaba un puesto de carnitas. Eso no es cool. Todavía no definía muy bien qué quería ser de grande y como la escuela se me hacía muy fácil, me la pasaba tirado en el pasto en unas laderas que llamábamos "los lagartijeros".

Pero eso fue después. Un día, para despedir la secundaria, los amigos hicieron una fiesta en donde estaba Nericia, oh Nericia. Yo dije "me voy a pasar toda la fiesta con mi amada". Pero ella estaba juntando unas hojas de papel, con unas grapas, usando solo sus dedos. Yo, acomedido como siempre, le comencé a ayudar y los dedos me quedaron como cacahuate por no usar la engrapadora. Todos estaban en el desmadre cuando Nericia me dijo:

- Qué bueno que me ayudas. Méteme esta, Memo.

Como en escena del Chavo del Ocho, todos guardaron silencio. Uno al fondo dijo "Métesela, Memooooo". Horror al crimen: todos hicieron burla de "iuuuuuu, méteselaaaa". Yo me puse rojo como tomate y aventé las hojas. Eso definió mi vida romántica para siempre.

Yo pensé que al otro día iba a ser el hazmerreir del salón, pero no, porque a una chica que se llamaba Nancy se le ocurrió probar las mieles del amor con un tipo. Nancy era la chica güerita, alta y más guapa de la escuela y se metió a un cuarto con un tipo feo. Todos lo comentaron al otro día:

- Estuvieron "caldeando"
- ¿Quéee?
- Se besaron, jijijiji

Eran otros tiempos.

***

Mi papá nos llevaba al cine a ver películas de Schwarzenegger que algún locutor loco de canal 5 pronunciaba como "Svatttzenegaaa". "Ya en cines la película Comando con Svatzenega". Como mi papá veía que yo me estaba convirtiendo en un enclencle panzón, decidió poner una barra en una puerta, para que hiciera ejercicio:

- Ya puse bien esta barra. Para que hagas conejo, mi'jo.

Al final la dichosa barra sirvió para que me colgara como chango y me columpiara, dejándome tremendos callos en las manos. Pobre de mi papá, él pensaba que me iba a poner bien mamey y acabé todo chueco, como muñeco deshilachado.

***

Todo eso ocurrió cuando yo tenía 12 años. Y es que justo hoy cumplo 12 años con este blog. Es decir que voy por mi preadolescencia bloggera. Dios mío, cómo pasa el tiempo. Muchas gracias a todos los que andan por aquí.

M.

PD: acabo de buscar a Nericia, oh Nericia, en Facebook y no hay nadie que se llame así. A lo mejor hoy es una señora con 14 hijos mientras yo soy un menso que hace mensadas. Les digo: definió mi vida romántica, ja ja ja.

14 comentarios:

  1. ¡Felices 12 años Memo! Muchos más por acá y en todos tus proyectos. Sigue buscando a Nericia 😁

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja
    No manches Memo. Que COOL fue tu adolescencia romántica. Ni Jack con Rose en el titanic, ejemplifica mejor el amor en los años ochentas. Imaginate, metiéndole a todo lo que pedía Nericia. Un gesto que terminaría el amor como esas hojas, volando en el aire. Pará luego, convertirse en marca de tus amores venideros.
    Felicidades!!!!!!!!! Y también a Nericia, que tal vez sin ella no me la hubiera pasado muy bien, leyendo este blog.

    ResponderEliminar
  3. Es que si tienes el pelo como Chayanne amigo, y me imagino en esa época, copete con gel o con spray Aqua Net.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja padrisimo relató y me acabo de dar cuenta que solo tengo un año menos que tú, recuerdo a los 12 yo era súper aplicada en la escuela y también veía toda la barra de caricaturas del 5

    ResponderEliminar
  5. Aún tengo mi correo de yahoo.com.mx, y los recuerdos de la secu, siempre hubo una niña que nos definió en el arte del romanticismo, no dejes de escribir y que sean más de 12 años en el ciberespacio

    ResponderEliminar
  6. Nericiaaaaaaa. Ahorita te hacemos campaña en twitter hasta que la encontremos, todo sea en nombre del amor.

    ResponderEliminar
  7. Wooo :0, electricista, te ejercitabas, ropa y nombres raros... pudiste haber sido pariente cercano de Thor. Pero te gusto la mercadotecnia :)

    ResponderEliminar
  8. Que tiene de malo parecerte a Chayanne? Es bueno no? Jajaja

    ResponderEliminar
  9. ¡Felices 12 primeros años! Se tiene que hacer pachanga de los XV del blog con tortas de queso de puerco y cumbias 😛😛

    ResponderEliminar
  10. ¡Felicidades Memo! Ah, me hiciste recordar días gloriosos en la Secundaria 10 de Mixcoac. Bendita inocencia de la primera vez que escuché la palabra "caldo" (en prepa decíamos "faje") y los menos experimentados en esas lides, por pena, decíamos "Erre Ce A", para referirnos a "un Rico Caldo Amistoso" al momento de lanzarnos con la menos agraciada del salón y ver si de menos, estaba dispuesta a echarse un caldo con uno. Sin compromisos posteriores, claro estaba desde el momento de hacer la propuesta. Abrazo y no dejes de escribir. P.D. Yo entré a la secundaria hasta 1990 pero el ambiente seguía siendo el mismo.

    ResponderEliminar
  11. oh Memo, hiciste que recordara mi primer toque. Tenía unos 3 años y se me ocurrió conectar, al menos, 15 series navideñas que no soportaron el cablecillo que las conectaba; el chispazo me dio en la cara y desde entonces me gusta vivir con adrenalina

    ResponderEliminar
  12. Hola, soy Lucas David, quiero que el mundo se una a mí, aprecio y agradezco al Dr. Amiso, el gran lanzador de hechizos que me trajo a mi esposa, cuando pensé que había perdido toda esperanza. El Dr. Amiso usó su poderoso hechizo para sonreír y me trajo a mi esposa con su hechizo; Al principio pensé que estaba soñando cuando mi esposa regresó a mí, rogándome que la perdonara y aceptara su hogar. Desde entonces, ella me ama más que nunca antes, así que hice una promesa al mismo tiempo que le haré saber al mundo sobre el Dr. Amiso porque es un gran hombre. ¿Tiene problemas en su salud o vida matrimonial? incapaz de quedar embarazada sin un aborto espontáneo, o si desea casarse con la persona adecuada a tiempo, su pareja rompió con usted y ¿todavía está enamorado o quiere que él / ella regrese? ¿Tienes problemas con tus finanzas, divorcio, quieres ser reconocido en el mundo? o si necesita ayuda para cualquier tipo de problema, comuníquese hoy con el Dr.Amiso, ya que le garantizo el 100% de los que él ha ayudado, como también lo hizo con el mío. El correo electrónico del Dr.Amiso es; herbalisthome01@gmail.com

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)