Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Mar

Veracruz, rinconcito donde hacen su nido...

Imagen
El negocio de la playa es muy simple: compras un trago, te arreglas con el del puestecito y te ponen una mesa con sombrilla. Mientras sigas tomando, sigues ocupando tu lugar. Así ha funcionado desde siempre y no creo que cambie nunca.

Al acomodarte no tienes que hacer nada más, ya que los vendedores se acercarán a ti como enjambre, ofreciéndote lo mejor de la gastronomía costeña: queso de hebra, pescados, boquerones, cacahuates, ostras, tortas. También te tratarán de vender perfumes, relojes, tatuajes, discos, pulseras y lo que traigan encima. Uno de ellos me dijo:

- Patrón ¿no quiere un tatuaje?
- ¿Crees que quiero un tatuaje?
- No pues no ¿verdad? je je je

Con los vendedores pongo cara de malo:

- Un perfume, un perfume, le vendo un perfume original
- No
- Deje le pongo perfume, patrón, es bueno
- No
- Vale más la educación que su dinero, patrón, un perfumeeee
- Largo

Así soy yo: implacable con los vendedores ¡GROAR!

***

Me gusta la playa. Me gusta ver a las familias con sus cazuelas de comid…