Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Veracruz

¿Qué usted no baila?

Imagen
Fui a Veracruz porque mi querida Stephany se recibió de doctora. Fue una fiesta de graduación como con 2 mil personas (en serio) en donde todos iban vestidos según la etiqueta veracruzana: es decir, como caiga. Unos iban de guayabera, otras locas con vestidos como el de arriba, unas con short metálico, otras como sirenas y algunos íbamos de corbata y pantalón de vestir. Como no llevaba equipaje y no encontré zapatos, me llevé unos tenis. Antes de que nadie lo notara le dije al grupo con el que iba:

- Antes de que piensen que soy un naco, traigo tenis. Pero están limpios.
- Eres un naco -me dijo Steph
- No le hace -me dijo su novio Carlos- nadie lo va a notar

En efecto, entre tanta gente nadie lo notó :P

***

Nada me da más tristeza que ver a las mujeres sentadas con su pareja, aburriéndose como ostras. Le dije a Edwin, un cuate que estaba en mi mesa:

- ¿Qué? ¿No bailas?
- No, no bailo, a menos que esté muy borracho
- ¿Y tu novia Yara?
- Ella sí baila

Voltée a ver a Yara y me vio con ojos de …

Veracruz, rinconcito donde hacen su nido...

Imagen
El negocio de la playa es muy simple: compras un trago, te arreglas con el del puestecito y te ponen una mesa con sombrilla. Mientras sigas tomando, sigues ocupando tu lugar. Así ha funcionado desde siempre y no creo que cambie nunca.

Al acomodarte no tienes que hacer nada más, ya que los vendedores se acercarán a ti como enjambre, ofreciéndote lo mejor de la gastronomía costeña: queso de hebra, pescados, boquerones, cacahuates, ostras, tortas. También te tratarán de vender perfumes, relojes, tatuajes, discos, pulseras y lo que traigan encima. Uno de ellos me dijo:

- Patrón ¿no quiere un tatuaje?
- ¿Crees que quiero un tatuaje?
- No pues no ¿verdad? je je je

Con los vendedores pongo cara de malo:

- Un perfume, un perfume, le vendo un perfume original
- No
- Deje le pongo perfume, patrón, es bueno
- No
- Vale más la educación que su dinero, patrón, un perfumeeee
- Largo

Así soy yo: implacable con los vendedores ¡GROAR!

***

Me gusta la playa. Me gusta ver a las familias con sus cazuelas de comid…