Entradas

Centro Urbano Presidente Alemán

Imagen
Doña Estela es la señora que me vende pan. En realidad no sé cómo se llama, pero yo le veo cara de Estela ¡ja ja ja!. Ella tiene su panadería en la planta baja del Multifamiliar Miguel Alemán, en un pasillo donde hay una pollería, una tortillería que vende guisados, dos cocinitas económicas y una tienda que tiene un perro bóxer que es muy simpático. También hay una lechería Liconsa.

A esta parte de los Multifamiliares se le conoce como "el mercadito". Es curioso que la mayoría de los vendedores, la gente que se ve en los pasillos o los que están sentados en las banquitas, son personas de la tercera edad. Es como una ciudad de viejitos. Para explicarlo, haré un poco de contexto:

****



Este lugar es importante, debo decir. Está a punto de cumplir 70 años y con estos edificios se inauguró el México Moderno, aquel sueño de llevar a la Ciudad de México al nivel de las grandes capitales del mundo. Bueno, eso dicen las crónicas. En 1947 se había terminado la segunda guerra mundial y…

Revisitando Manzanares 25

Imagen
Una vez, la revista Chilango me mandó a buscar la casa más antigua de la Ciudad de México. Eso fue en 2014, y escribí una nota para ellos. También puse dos entradas en este blog, en este link y en este link.

Voy a hacer un poco de contexto:

Esta es la casa habitación más antigua de la Ciudad. Para habitar por gente común, pues. Hay una plaquita en la entrada que lo señala: existe desde el siglo XVI, así que está a punto de cumplir sus 500 años :D

En 2014 estaba casi abandonada. La cuidaba un policía y me llamó la atención la puerta, que se veía viejisisisísima, apolillada y que tenía un destapador clavado porque vendían refrescos a un lado. Así la conocí en 2014:


Varias veces regresé a esa casa para ver si el poli me dejaba pasar. No quiso. Aún así logré sacar algunas fotografías de cómo era por dentro, asomándome por las rendijas:


En total abandono. Bueno, pues ya no más.

****

Se hicieron bastantes trabajos de remodelación en el predio. Hoy es un pequeño centro cultural. Pasé a visi…

Comida Oaxaqueña, Casa Lupita

Imagen
Post rapidísimo:

El Mercado 20 de Abril en la Colonia Moctezuma, segunda sección, guarda un secreto fabuloso. Es una cocina oaxaqueña que se llama "Casa Lupita". Según me contaba la encargada, la familia es de Etla, Oaxaca y desde hace 70 años sirven platillos tradicionales oaxaqueños en ese mercado. Ella es la tercera generación de la familia.

- ¿Un mezcalito? ¿Una cerveza? ¿Qué va a querer? -te dice al llegar

Pedí una tlayuda con tasajo. Nada barata: 160 pesos. Lo que no esperaba es que fuera grande, enorme, para dos personas. A menos que lleves muchísima hambre, no te la acabas.

Con la tlayuda te dan algunas entradas: una picadita, una enchilada de mole negro, delicioso que se cocina a fuego lento en una cazuela de barro.




Está buenísimo. Si están hartos de los lugares lujosos de la Condesa con tlayudas que no saben a tlayuda, vayan acá. Hay chapulines, agua de alfalfa, consomé preparado con quesillo y otras delicias.

Para que no se confundan, hay que subir al primer piso …

Los Pinos, Complejo Cultural

Imagen
Los Pinos, para mí, era ese lugar inexpugnable que servía de residencia a los presidentes. Ni siquiera te animabas a voltear allí: siempre custodiado por el Estado Mayor Presidencial, había leyendas de que había un búnker, una estación del metro secreta y que tenía pasillos escondidos para que escapara el Presidente en caso de guerra. Es más, hace apenas dos años invitaron a unos amigos a comer ahí, cuando estaba Peña Nieto, y tuvieron que ir súper elegantes:

- ¿Cómo son Los Pinos? -les pregunté esa vez
- Es muy bonito
- Yo he estado ahí dos veces -me dijo uno de mis amigos
- Está todo muy lujoso

A partir del primero de diciembre del año pasado, abrieron este lugar y lo convirtieron en Centro Cultural. Es irreal, nunca pensé verlo. Así que aproveché hoy para visitarlo.


Haré un poco de contexto:

Los Pinos, en el siglo XIX, era un rancho denominado "La Hormiga", porque era la propiedad más pequeña de un hombre ricachón que tenía varias haciendas. Lázaro Cárdenas pensó que sería bu…

La Capìlla Sixtina de la Colonia Moctezuma

Imagen
Tal vez algún día se cuente la leyenda de don Miguel Macías, un hombre jubilado que un día visitó la verdadera Capilla Sixtina en Italia. En ese viaje, imaginó una misión que le ocuparía los siguientes 18 años: hacer una réplica de aquella obra de Miguel Ángel, pero en la colonia Moctezuma, en la Ciudad de México.

"¿Por qué no?" pensó "Tengo tiempo libre".

Lo que no imaginó don Miguel es que a lo largo de esos años le daría una apendicitis, pondría dinero de su bolsa, pediría prestados andamios, se caería y todo para tener una de las iglesias más curiosas de la capital.

***

He conocido iglesias peculiares. La que recuerdo ahorita es una que está muy cerca de casa de mis papás, en Iztapalapa. En aquel templo el padre decidió que iba a poner cuadros al óleo de todos los santos conocidos. La última vez que fui, casi llevaba cien. Pero esa es otra historia.

La Parroquia del Perpetuo Socorro está frente a un parque, un kiosko y un mercado. Para llegar a ella hay que ba…

Casa Tostado

Imagen
Hace mucho tiempo, en Casa Tostado se diseñaron los trajes que se utilizaban en producciones teatrales o en la televisión. Supongo que alguien vio la oportunidad de ser el proveedor de vestuario de Televisa o de los estudios cinematográficos y trabajaron cientos de trajes: de cadetes, revolucionarios, de vikingos, trajes folcróricos, del Chavo del Ocho, de Santa Claus.

Por alguna razón que desconozco, pero que pretendo averiguar, este negocio fue en declive.

Hoy este lugar (que se encuentra en la Colonia Álamos, Isabel la Católica casi esquina con Coruña) alberga cientos y cientos de traje esperando ser rentados. No hay glamour en él: tocas el timbre y un señor te pregunta qué quieres. El miércoles le dije:

- Vento a rentar un traje de astronauta
- Pásale, creo que sí hay

Atraviesas un patio en el que se encuentra un cascarón de automóvil antiguo. Luego te pasan a una pequeña recepción.

***

Dos señores atienden el negocio. La primera vez que fui pensé que eran malencarados, pero en rea…

Estampas de Tijuana: Los museos

Imagen
Ahí va algo de historia de viejitos...

Los primeros museos del mundo no eran propiamente museos. Eran los llamados "Gabinetes de curiosidades" o "Cuartos de las maravillas" en el que gente rica iba acumulando objetos traídos de todas partes del mundo. No había cédulas museográficas, si acaso alguna explicación pequeña. Estos gabinetes podían ser de pinturas o esculturas, pero los más interesantes eran los de animales traídos desde las lejanas tierras africanas u objetos del oriente.

Estos cuartos maravillosos dieron paso a los museos de historia natural, por ejemplo, y luego a los museos como los conocemos hoy.

En Tijuana me encontré el Museo del Coleccionista y el Museo de la Lucha Libre. Fue como entrar a un cuarto de las maravillas.



Su dueño, a quien me hubiera encantado conocer, fue guardando todos esos objetos que teníamos de pequeños. Imagínense lo que fue para mí entrar a ese espacio: osos de peluche de la Bimbo, Tazos, carritos, camioncitos, cómics, juguet…